Envejecimiento saludable

Alimentación y salud

Artículo
Un proceso natural de la especie humana es el envejecimiento, el cual puede ser tan negativo o positivo como nuestras acciones lo sean. Está en nuestras manos alcanzar un envejecimiento saludable.

El envejecimiento o senescencia es el conjunto de modificaciones en las funciones de los órganos de los seres vivos como consecuencia de la acción del tiempo y que propician una disminución de la capacidad de adaptación y de respuesta a los agentes externos. Por su parte, el envejecimiento saludable es el desarrollo y mantenimiento adecuados de la capacidad funcional que permite el bienestar en la vejez. La capacidad funcional garantiza poder ser y hacer lo que es importante para cada persona.

Hay cinco escenarios estrechamente relacionados con el mantenimiento de la capacidad funcional:

  1. Satisfacer las necesidades básicas
  2. Aprender cosas nuevas y tomar decisiones
  3. Tener movilidad
  4. Establecer y mantener relaciones
  5. Contribuir a la sociedad

En la medida en la que se fortalezcan cada uno de estos escenarios, nuestra posibilidad de mantenernos funcionales será mayor.

Para logar lo anterior y alcanzar un vida prolongada y sana, es necesario llevar a cabo las siguientes acciones:

Alimentación adecuada

A medida que envejecemos nuestras necesidades nutricionales pueden cambiar. Es posible que necesitemos consumir menos energía, sin embargo, es necesario seguir cubriendo los requerimientos nutricios. Para lograrlo es conveniente comer frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, lácteos bajos en grasa, nueces y semillas. Es fundamental beber suficientes líquidos, para mantenernos bien hidratados, principalmente aquellos que no aportan energía como el agua natural, los tés y el café con moderación. Por su parte, para fortalecer el sistema inmunitario, es decir, el que se ocupa de defendernos de las enfermedades, es necesario cubrir el requerimiento de diversos nutrimentos como lo son las vitaminas A, C, D, E, B6, B12 y el folato, junto con nutrimentos inorgánicos como el hierro, el cinc, el cobre, el selenio y el magnesio.

Hacer actividad física regular

Estar físicamente activos ayuda a mantener un peso corporal saludable y evitar problemas de salud. El tipo, la duración y la frecuencia de la actividad física dependerá de las condiciones individuales de cada persona, por ello es muy recomendable contar con la asesoría de un profesional de la salud para saber lo que es más adecuado para cada persona.

Mantener un peso corporal saludable

Tener sobrepeso o bajo peso ocasiona problemas a la salud.

Participar en actividades que se disfruten

Realizar actividades que disfrutemos nos ayuda a ser más felices y a mejorar nuestra capacidad de pensamiento. Hay evidencia científica que demuestra que las personas que disfrutan de las actividades sociales, programan pasatiempos y disfrutan del tiempo libre, tienen un menor riesgo de presentar problemas de salud.

Desempeñar un papel activo en la atención de nuestra salud

Es importante contar con revisiones médicas periódicas y dar seguimiento a los exámenes de salud que necesitamos. También es necesario conocer qué medicamentos estamos tomando, por qué los necesitamos y cómo tomarlos.

No fumar o dejar de fumar

Es una de las acciones más importantes que podemos hacer por nuestra salud. Con ello se reduce el riesgo de presentar varios tipos de cánceres y ciertas enfermedades pulmonares y cardiovasculares.

Prevenir caídas y fracturas

Con la edad aumenta el riesgo de que las personas sufran de caídas con consecuencias serias como son las fracturas. Revisar regularmente nuestra vista, hacer actividad física diariamente y acondicionar de manera segura nuestro hogar, reduce los riesgos y la severidad de las caídas.

No dejes para mañana estas acciones, empieza hoy a establecer metas y llevar un registro de tus logros, así lograrás ser un adulto mayor saludable y pleno. ¡No se trata solamente de vivir más, sino de vivir mejor!


Fuentes:

  1. https://www.who.int/docs/default-source/documents/decade-of-health-ageing/decade-healthy-ageing-update1-es.pdf?sfvrsn=d9c40733_0
  2. https://blog.institutopulevanutricion.es/2021/04/08/cambios-sistema-inmunitario-con-edad/
  3. https://www.who.int/ageing/sdgs/en/
  4. https://medlineplus.gov/spanish/healthyaging.html/
Compartir:Imagen de icono de FacebookImagen de icono de TwitterIcono de Correo

Contenidos relacionados

¿Qué hay en un vaso de leche de vaca?Onda

¿Qué hay en un vaso de leche de vaca?

Artículo

¡Descubre lo bueno de la leche de vaca! Tener una alimentación equilibrada en la que se incluya un vaso de leche diariamente, es una opción adecuada para ti y para tu familia ya que aporta gran variedad de nutrimentos que contribuyen a mantener tu salud; conócelos.

MicrobiotaOnda

Microbiota

Artículo

La microbiota es un término con el que probablemente estas poco familiarizado, sin embargo, simplemente se refiere al conjunto de bacterias que colonizan la piel, el aparato digestivo- incluyendo la boca-, y el aparato genital.

Más nutrición en cada bocadoOnda

Más nutrición en cada bocado

Artículo

La energía que consumimos se mide en kilocalorías (kcal), aunque por lo general nos referimos a ellas simplemente como calorías. Pero ¿sabes que no todas las kcal nos nutren igual? Al escoger nuestros alimentos es importante considerar su densidad nutrimental, es decir, cuántos nutrimentos nos brindan por cada kcal o gramo.

Lo último que sabemos sobre la vitamina DOnda

Lo último que sabemos sobre la vitamina D

Artículo

El papel de la vitamina D en el sistema inmunitario ha despertado nuevo interés por sus posibles efectos de prevención o tratamiento de la Covid-19. Lee aquí lo que los expertos recomiendan.